Las neuronas espejo

Seguro que en más de una ocasión habremos observado como una persona de nuestro entorno  bosteza, y de una forma casi automática  bostezamos también, aunque hasta el momento no teníamos síntoma alguno de somnolencia. Por razones similares, si nos encontramos ante una persona con una actitud positiva caracterizada por posturas corporales abiertas y con la sonrisa como elemento clave, nuestra primera intención será siempre imitar este tipo de actitud vital.  En este tipo de situaciones, y en otras muchas similares,  la corporalidad tiene su valor pero, la clave para explicar porque imitamos determinadas conductas sociales de forma automática,no se encuentra solo en la lectura inconsciente de la CNV de nuestro interlocutor, sino que debe complementarse con una peculiaridad de la estructura neuronal de nuestro cerebro.

Recientemente Giacomo Rizzolatti trabajando con Leonardo Fogassi y Vittorio Gallese en la universidad italiana de Parma, 1985, confirmaron casi por casualidad que nuestras estructuras cerebrales generan un tipo de estimulación neuronal similar cuando nuestro cuerpo realiza una acción que cuando observa que esta misma acción es desarrollada por otra persona. Este tipo de actividad se produce a nivel neuronal, y las neuronas que participan en estos procesos reciben el nombre de Neuronas Espejo. Estas neuronas al estimularse inducen a una acción similar a la que estamos observando. Seguro que ahora entendemos el respeto que sentimos cuando la persona que esta delante nuestro esperando para realizar una donación de sangre, observa la aguja y se estremece y  nosotros, a pesar de que hemos ido a donar sangre en otras ocasiones sentimos una sensación similar.

Este tipo de actividad neuronal no tendría más importancia si no fuera porque la capacidad de inducir o copiar elementos observados, no se limita a las acciones realizadas por nuestro interlocutor, sino que también abarca a las emociones que esta persona siente, como explicábamos en el caso de la donación de sangre. El mecanismo que permite detectar este tipo de situación lo encontramos en la capacidad de nuestra cerebro de interpretar la comunicación no verbal de nuestro entorno  de una forma automática y, en base a la misma, determinar las emociones y sensaciones que esta transmitiendo.

Seguro que hay personas con las que se siente una especial conexión porque ante su presencia nos sentimos especialmente tranquilos y confiados, mientras que ante otras sentimos emociones totalmente contrarias, sin existir una relación entre el cargo o nuestra relación profesional. Incluso en los primeros contactos hay personas que por su tranquilidad interior, y/o por su forma sosegada de entender la realidad nos transmiten una sensación de confianza y capacidad, mientras que otras nos transmiten o generan sensación de velocidad e inquietud. Entendemos ahora porque se produce este tipo de transmisión de emociones; nuestro cerebro está detectando un tipo de información inconsciente y le adjudica un tipo de emociones. Estas emociones son detectadas por las neuronas espejo que se encargan de provocar el mismo tipo de sensación en nosotros.

Antonio Herranz

Psicólogo  social

+ Referencias:

http://www.novaciencia.com/2005/10/21/las-neuronas-espejo-te-ponen-en-el-lugar-del-otro/

http://www.katzeditores.com/fichaLibro.asp?IDL=97

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: