Cartas de un ingeniero español, integrándose en su puesto de trabajo en Alemania en el siglo XXI (2)

En este último post del año complementamos el anterior y terminamos la exposición de las cartas de nuestro compatriota sobre su integración en su nuevo puesto en Alemania. El editor únicamente ha modoficado algún signo de puntuación tratando de facilitar la lectura, pero manteniendo el texto tal cual, por su inestimable valor ilustrativo.

Con este último post del 2011, aprovechamos para expresaros nuestros mejores deseos para el 2012, en el que YDROS espera poder seguir compartiendo experiencias con vosotros.

Y ahora, las cartas…

 “Mediados de Octubre del 2011.

Hola Antoni

Hace mucho frio!!!!!

(Actitud Proactiva)

En las últimas semanas he conseguido algunos avances; me he ofrecido voluntario para colaborar con mi empresa en un video de captación de ingenieros españoles, explicando mis experiencias aquí y tal.  Lo acepté más que nada porque de esta forma pensé que ir a mi empresa a hacer el video me permitiría conocer a la gente de allí puesto que yo estoy siempre en Ford, después de la primera tarde y tras conocer a unos cuantos compañeros, me dijeron de salir una tarde con ellos a tomar algo, sobretodo porque les explique mi situación de que estoy aquí viviendo sólo y no tengo muchos contactos aún y un chico ucraniano se sintió identificado y me explicó que él pasó por la misma situación así que me invitó a ir con ellos, de momento lo hemos repetido 2 veces más.

Por lo que respecta a mis compañeros del día a día en Ford, parece ser que el desayuno del viernes ha quedado instaurado como tradición, cada vez se suman más personas como voluntarios para traer el desayuno el viernes siguiente.

Al principio traía el desayuno para los que tengo en mi box de trabajo, pero el grupo de trabajo del que formo parte lo componen también personas que están trabajando en el mismo edificio, pero más alejados; así que el viernes pasado me ofrecí para ser yo quien trajese el desayuno e invité a todos los que había visto en el meeting de grupo, aprovechando que mi jefe nos dio un organigrama del equipo. Me sorprendí mucho porque habían muchos con los que no había hablado en mi vida y no estaba seguro  de invitarlos y de si vendrían, y me llamó mucho la atención, sobre todo en dos casos particulares, porque al enviar el mail general, estas 2 personas vinieron, me dieron la mano, y me agradecieron que les hubiese invitado, no sé cómo expresarlo por aquí, pero tenías que ver la cara de felicidad y gratitud que tenían por el hecho de que alguien les hubiese tenido en cuenta, más que nada supongo que es porque estando en el mismo equipo de trabajo, como se sientan en lugares diferentes, se sentirán más apartados. Desde ese día cuando bajo a tomar café y me encuentro al alguno de ellos siempre nos quedamos un rato hablando y se interesan por mí, en cómo me va y si me siento cómodo aquí.

Por otro lado, al ser una empresa tan grande y tener cada uno su trabajo, detecté que cuando alguien pide algo ya sea vía e-mail o por teléfono, la gente tiende a aparcarlo y hacerlo cuando les va bien, la gente está muy acostumbrada a saber que si te pide algo no esperar que se lo hagas al momento, por lo que decidí intentar cambiar eso siempre que el trabajo me lo permitiese. La gente se asombra cuando te llaman pidiéndote algo o vienen a que le envíes cualquier cosa y lo haces al momento. Es otra cosa que tampoco sé expresar por aquí, pero todos te agradecen la respuesta tan rápida, siempre, ya sea por email o por teléfono. Normalmente son tonterías o cosas rápidas de hacer o de buscar, pero hay algunos que al agradecérmelo y decirles yo que era una tontería, me rectificaban y me decían que no, que es un merito que hay que reconocer porque normalmente eso no pasa. Son personas bastante agradecidas por lo que he visto, aunque más que agradecidas más bien es porque quizás les sorprende en el buen sentido que mi comportamiento sea diferente al suyo en según qué aspectos, no sé.

Quizás porque ya hay más confianza cada vez son más los que vienen a hablarme de fútbol, o me saludan en español cuando nos cruzamos. El tema de la comida aún no he conseguido que sea continuo, hay días que como sólo, aunque luego normalmente sí que encuentro a alguien para tomar el café. Pero la comida de mediodía es más difícil, también entiendo que hay muchísimas reuniones y cada día te va bien a una hora diferente y tienes mas o menos tiempo, digamos que es el tema más complicado aun.

Por lo demás, todos me ayudan cuando les intento hablar alemán y me animan a que continúe hablando, les gusta ver que la gente trata de integrarse en su cultura, y lo sé porque siempre se quejan de los ingleses y americanos que llevan tantos años allí y no saben decir nada en alemán. Es otro punto que noto a favor.

Saludos!!

Finales de Noviembre.

Ya parece que voy entrando un poco más en la dinámica de grupo. Últimamente, me fijaba en lo que le gustaba a mis compañeros cuando hacíamos el desayuno colectivo, y cada vez que me toca a mi les traigo a cada uno lo que más le gusta; están todos encantados y sorprendidos como soy capaz de fijarme en esas cosas. Tengo los cafés gratis desde entonces. Estamos unos 15minutos todos juntos hablando de temas que no tienen nada que ver con el trabajo, por lo que sé si están casados o tienen hijos, me preguntan mucho por mi y por mi vida y me dan consejos de la ciudad, cosa que está muy bien. Todo el mundo le pide a mi jefe cambiar el meeting de grupo semanal por el desayuno del viernes más largo donde el ambiente es muy distendido. Normalmente si sobra algo ofresco a los de alrededor que no forman parte de mi departamento, voy puesto por puesto preguntando si quieren unirse y al principio se negaban, supongo que por vergüenza o algo pero poco a poco son más los que aceptan.

 Otro punto a favor es el hecho de que siempre les intento hablar en alemán y me sorprende lo mucho que valoran el esfuerzo. El otro día mi jefe tenia unos descuentos para volar que le sobraban y preguntó quien los quería, me sorprendió mucho porque todos a la vez me señalaron y dijeron que yo era el que estaba más lejos de casa y que si alguin los necesitaba era yo. No me lo esperaba.

 Así como resumen de la experiencia hasta el momento, como te dije la última vez, lo que más me ha llamado la atención es cómo valoran las sorpresas. Supongo que al ser tan metódicos no están acostumbrados a que alguien llegue y les traigo el desayuno y a parte lo que les gusta a cada uno, todo el mundo me preguntaba porqué lo hacía. Son muy agradecidos, almenos conmigo en ese aspecto. No esperan que cuentes con ellos para algo así, quizás porque no estan habituados.

 Realmente son muy afectuosos detrás de la primera barrera, hay un señor mayor ruso, el mayor de todo mi grupo que va bastante a su aire, nunca se unia a estos desayunos y por la tarde siempre le decía si quería lo que sobraba y siempre se negaba. Al final dejé de preguntarle y simplemente le acercaba la bolsa al lado cuando me iba, y al siguiente lunes me sorprendio trayendome un cafe a mi mesa y dejandomelo al lado igual que hice yo.

En definitiva, considero muy positiva la experiencia hasta el momento, fue difícil al principio pero conociendo como es cada uno y que tiene de especial es más fácil tratar con ellos y entrarles por donde sabes que vas a obtener una respuesta. De momento este viernes me han pedido desde mi empresa que participe en un video promocional para ingenieros españoles, como ejemplo de integración a la empresa, al cliente y a la ciudad.

Un saludo y muchas gracias por tu interés”

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: