Una vez pasadas las fiestas de navidad… un clásico no verbal (I)

Una vez pasadas las fiestas de Navidad, la nochevieja y el día de Reyes, cada vez estoy más convencido de la importancia de establecer una educación básica para todo el mundo en todo lo relativo a la información que transmitimos a nivel de comunicación no verbal a nuestros interlocutores. Este tipo de situaciones son las que provocan reacciones aparentemente incoherentes pero que, si se analizan desde un punto de vista no verbal, son simplemente inevitables.

Seguro que más de uno habrá vivido en estos días pasados, en alguno de estos eventos “sociofamiliares” más numerosos de lo habitual, la incorporación de un nuevo familiar, una nueva pareja, un amigo, etc. Esta persona ha tenido que hacerse un hueco dentro de las dinámicas habituales y propias de cada familia. una persona que ha jugado un partido de futbol como visitante, pero vestido con la indumentaria del equipo local.

En estos casos es habitual compartir unos momentos que son capaces de violentar, poner nervioso e incomodar a cualquiera por muy seguro de sí mismo que se pueda estar, ya que se entra dentro de un circulo en el que todo el mundo tiene referentes de acción y reacción, mientras que el visitante sólo dispone de algunas referencias sesgadas de cada uno, o sólo de algunos de los actores que aparecen en la obra.

En muchas ocasiones este tipo de situaciones condicionan nuestra posición corporal acercándola a la postura del champiñón[1], estableciendo poco contacto visual directo con nuestros interlocutores e interviniendo de forma escasa en la conversación grupal. De esta forma condicionamos también inconscientemente la actitud del resto de los invitados y facilitamos el que puedan establecer una percepción errónea de nuestra persona.

CNV LAS NAVIDADES

Autora de la ilustración: Ana Bugallo

Resulta aconsejable recordar la importancia de mantener una estructura corporal en T, con una actitud facial positiva[2] y una primera intervención asimismo positiva con cada una de las personas con las que interactuamos; es decir que no contenga un no, un pero o un quizás. Este tipo de primeras acciones facilitará que nuestros interlocutores reciban una buena impresión de nuestra persona.

Recuerden:

Posición corporal en forma de T.

Actitud facial positiva.

Primera intervención positiva.

Estas sencillas normas de actuación no verbal son en la mayoría de las ocasiones olvidadas fruto de los nervios, del alcohol o simplemente por desconocimiento. Unas normas que son válidas en cualquier situación en la que nos presenten a un nuevo interlocutor y necesitamos o queremos dar una primera impresión positiva.

Antonio Herranz

Psicólogo Social


[1] Entrada de fecha 26-10-2009 en este blog.

[2] La actitud facial positiva implica muchas cosas y no necesariamente están relacionadas con mantener una sonrisa Profiden de forma constante, incluso cuando no lo deseamos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: